La teoría del espacio tiempo

Nunca me parado a pensar en la relación del espacio tiempo. Tenemos un dicho: el tiempo pasa factura. Y la relación debe ser directa con el espacio pues, después de más de dos mil kilómetros, Pupas y servidor estamos pagando el desgaste…

Deje Le Mont Saint Michel y me fui a escribir mi último artículo, el de “La ruta de los tres países”. Ese día no pude hacer más de 47 kilómetros.

banner camiseta alargado

Vale que salí tarde y que los últimos días y esos 47km fueron pasados por montañas, pero el ritmo y sobre todo las energías no están al nivel de días anteriores. Consigo poner la tienda en casa de Logan y su mujer Laurent, son una pareja encantadora con los que paso una magnifica noche.

_DSC5227Me despierto temprano bajo lo acordado, ellos tienen que trabajar. Yo soy consciente de esas cosas así que a las 6 ya me estaba despertando para prepararme y partir a las 8. El cuerpo me chirria como las bisagras de una puerta gigante, vieja y oxidada. Hoy debe de ser un gran día, me decía, pero nada más empezar vi que las energías, a pesar de haber tenido un desayuno perfecto, continuaban en lugar desconocido. Aun así llego a Rennes y visito la catedral. Paseo por sus calles y voy a la oficina de turismo. Estoy empezando a coger el gustillo a eso de ir a las oficinas de turismo, suelen tener gente encantadora a la que impresionas con tu “súper viaje” y te aconsejan más allá de su zona para que continúes tus aventuras en los mejores lugares. Lo que no me esperaba era encontrar a Stephanie. No suelo tener el placer de conocer gente que como yo viaje por el mundo en bici. Fue muy interesante la charla que tuvimos y aquí comparto su blog para que todos podáis disfrutar de ella como lo hacéis conmigo: www.desyeuxenvoyage.blogspot.com .

Parto al sur y me ayuda un lugareño en su bici como puede (él habla francés). Se me hace difícil viajar bajo un manto de nubes ¡siempre pierdo el norte! Y entre que no veo el sol y la señalización aquí en Francia es lo que es, hago más kilómetros innecesarios que chorradas de anuncios ponen en la tele. Paso Maure de Bretagne y a pocos kilómetros de St. Séglin paro en una casa, pa variar confundo a la familia con los campesinos de la zona. La mujer habla inglés y nos comunicamos como podemos. Me dicen que no pueden acogerme en sus tierras pues tienen perro y podría morderme, pero a cambio me llevan a casa de su vecino. Keith, probablemente una de las personas de este viaje al que estaré más agradecido. Me acoge en su casa, en vez de poner la tienda esta noche dormiré en cama. Pruebo el “pastís” un licor francés con sabor anís y que se le añade agua. Está riquísimo y es realmente interesante ver cómo cambia de color al añadirle el agua ¡no tenía ni idea!

Paso la noche y al despertar continúo sintiendo las bisagras oxidadas de _DSC5268.ARWmi cuerpo. Llevo doce días pedaleando sin parar, más de mil cien kilómetros… no puedo continuar así ¡debo descansar! Le explico la situación a Keith, él comprende cómo me siento, también es viajero y me deja quedarme el día y pasar una noche más. Eternamente agradecido.

Después del día de descanso, me despido de Keith y vuelvo al trabajo. Bueno lo que ahora es mi trabajo ¡claro! Por fin mis energías han vuelto. Tanto han vuelto que voy a ritmo de gente sin maletas, sin contar que sus bicis son mejores… ¿Qué estoy diciendo? ¡Pupas la magnífica! Que nadie diga lo contrario, esta bici se merece un premio. Llego a St. Nazaire y consigo pasar su puente, mucho mejor señalizado que en Le Havre. A partir de aquí comienzo a seguir la Velodyssey. Esta es una ruta para bicicletas que hace todo el recorrido oeste de Europa… si si todo. Bueno no perdón, por España pasa por el centro terminando en el sur de Portugal. Sigo la ruta y al llegar a Pornic paro a comprar. Pierdo la señal y la encuentro más adelante donde me pongo a seguirla y me lleva a Pornic otra vez. ¡Menudo lío! Y encima voy y me caigo de la forma más tonta posible… pobre Pupas lo que tiene que soportar. Al final, veo la feria que tenía montada en el pueblo y vuelvo a la ruta. Al final paro a descansar cerca de Les Moutiers en Retzs. Primer día después del descanso y me comido 124 kilómetros. ¡Qué bien!

_DSC5251.ARWMe despido de Anne y Thierry y vuelvo a las andadas. Hoy es domingo y espero hacer otro magnifico día, como lo fue el día anterior. Pero los domingos son para descansar… me encuentro con un día un poco ventoso y a los 25 kilómetros… ¡MIERDA! Por décimas de segundo pensé que algún coche me había tocado pero al conseguir equilibrar a Pupas e ir en línea recta enseguida comprendí lo que pasó. ¡El soporte del trasportín se había roto! Paro 11173411_874165589317024_1507667268272472942_nal lado de un almacén y empiezo a desmontar el equipaje. Sabía que no tenía recambios para eso pero tenía que ingeniarme algo. No se me ocurría nada en ese momento, mi mente se bloqueó así que hice un proverbio inglés: Drink a cup of tea (bebe una copa de té). Bueno, yo más bien aproveche para hacer la parada de la comida. Comer e bueno y regenera ideas. Modifique los soportes para que la pieza que estaba rota volviese a mal funcionar. Vuelvo a la ruta y ese día hago 97km. No está mal para haber tenido problemas. Además debo de ser de los hombres más afortunados del día. Me acogen Thierry y su mujer Bernadette, una encantadora pareja que tuvimos una gran charla gracias al traductor.

Al día siguiente Thierry y su hijo Thomas me ayudaron a cambiar _DSC5265los soportes. Es increíble viajar y encontrarte personas como ellos. Después de toda la mañana viajando con el coche para los recambios y trabajando en el taller, llega el momento de la ruta. Increíblemente perdí más tiempo que el día anterior así que hago menos kilómetros. También tenía La Rochelle en la vuelta de la esquina y no quería llegar por la noche y no tener sitio donde poner mi tienda de campaña. Así que paro en la granja de Olivier a descansar en Puyravaut.

La zona entre Luçon y La Rochelle se parece mucho a Holanda. Es una zona plana como una tabla de planchar y llena de canales. Llego a La Rochelle belle et rebelle como dicen los lugareños. Es una ciudad interesante, marcada en mi ruta por algo que la mujer de la oficina de turismo no tenía ni idea. Según una de las muchas leyendas de los templarios y el Santo Grial, cuenta la leyenda que después de la caída de los templarios, ellos huyeron a lo que hoy en día seria la USA a través del puerto de La Rochelle, llevándose con ellos todos sus secretos y tesoros, incluyendo el Santo Grial. Pero como ya he dicho es una leyenda que si fuera cierta pondría en entredicho el descubrimiento de América por Cristóbal Colom. Ya que la caída de los templarios fue casi doscientos años antes.

_DSC5303.ARWAsí que salgo de esta hermosa ciudad sin tesoro. Solo con el descubrimiento que estoy destrozando literalmente los cojinetes de la dirección. Eso y un radio roto de la rueda trasera. Así que si yo me he recuperado Pupas empieza a estar cansada después de 2.379 kilómetros. ¡Esperemos que aguante los 1.000 kilómetros que faltan!

_DSC5321.ARW

Un abrazo a todos y ¡muchísimas gracias por leerme!

Si os gusta lo que hago siempre podéis invitarme un café 🙂  Donar

banner camiseta español

1 Respuesta a “La teoría del espacio tiempo”

  1. Manuel

    Hola hijo me gusta lo que esta asiendo y espero verte pronto por aquí tú aventura la estamos viviendo todos y la pena no esta contigo acompañarte el tú recorrido. Hijo disfrutarlo y sobretodo se tú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.