Los viajes de Manel http://www.losviajesdemanel.com Vuelta al mundo en bicicleta Mon, 19 Mar 2018 17:41:38 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.9.9 http://www.losviajesdemanel.com/wp-content/uploads/2018/03/cropped-icono-pagina-los-viajes-de-manel-32x32.jpg Los viajes de Manel http://www.losviajesdemanel.com 32 32 Tercer año de viaje, ¡el videoclip! http://www.losviajesdemanel.com/tercer-ano-de-viaje-el-videoclip/ http://www.losviajesdemanel.com/tercer-ano-de-viaje-el-videoclip/#respond Mon, 19 Mar 2018 17:30:22 +0000 http://www.losviajesdemanel.com/?p=2740 Este es mi vídeo del tercer año dando mi particular vuelta al mundo. No todo tiene que ser cantidad, para mi, vale más la pena la calidad del viaje. Este Continue Reading

La entrada Tercer año de viaje, ¡el videoclip! se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>

Este es mi vídeo del tercer año dando mi particular vuelta al mundo. No todo tiene que ser cantidad, para mi, vale más la pena la calidad del viaje. Este año he recorrido alrededor de 6.500 kilómetros entre Noruega, Suecia, Dinamarca e Islandia, de los cuáles 4.500km han sido pedaleados en la isla vikinga, el país más duro y asombroso de los 23 recorridos en estos últimos tres años. Quiero agradecer como siempre a todos los que me apoyan en este increíble proyecto y en especial a los que me han ayudado de una u otra manera. ¡GRACIAS!

Agradecer también a Cirko Kandela por ponerle música a este maravilloso año. Y a Joseph Powell por prestarme la última escena con su drone 🙂

Un saludo a todos y no olviden de suscribirse al canal de YouTube para ser los primeros en ver mis vídeos!

La entrada Tercer año de viaje, ¡el videoclip! se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
http://www.losviajesdemanel.com/tercer-ano-de-viaje-el-videoclip/feed/ 0
Bautismo de una estrella http://www.losviajesdemanel.com/bautismo-de-una-estrella/ http://www.losviajesdemanel.com/bautismo-de-una-estrella/#respond Tue, 13 Mar 2018 21:03:14 +0000 http://www.losviajesdemanel.com/?p=2724 ¡Hola a todos! Hoy quiero compartir una pequeña experiencia que me ha pasado hace poco, nada que ver con bicicletas o viajes, y en cambio, puede que haya nombrado el Continue Reading

La entrada Bautismo de una estrella se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
¡Hola a todos! Hoy quiero compartir una pequeña experiencia que me ha pasado hace poco, nada que ver con bicicletas o viajes, y en cambio, puede que haya nombrado el lugar más lejano que jamás llegaré. Hoy quiero hablar del día que bauticé una estrella.

Hace unos días se puso en contacto conmigo Natacha, de la empresa francesa Etoilez-moi. Me ofreció la oportunidad de poder bautizar simbólicamente una estrella. La idea me sorprendió, sobre todo porque nunca imaginé que se podían bautizar estrellas. Resulta que existe un registro americano que se encarga de ello, el International Celestial Repertory.

Jamás pensé que pondría un nombre a un lugar, y menos a una estrella. Así que después de darle mucho al coco decidí nombrar la estrella con el nombre de mi madre, ¡AL COM-PLE-TO! Con apellidos incluidos, que hay muchas Marías Magdalenas por el mundo, pero como mi madre ninguna 😍

Es un detalle muy original y personalizado. Su producto básico  viene con el certificado del bautizo, un mapa celestial donde se ubica la estrella que has nombrado, una pequeña historia de la constelación donde se encuentra la estrella afortunada y un poema. Es un regalo perfecto para entregar a una persona muy especial y decirle que la quieres. ¡A mi madre le encantó!

Tienen todo tipo de ofertas. Para el día del padre, San Valentín o para una boda. Más información pueden hacer click en el siguiente enlace: etoilez-moi.com

¡Un abrazo a todos!

La entrada Bautismo de una estrella se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
http://www.losviajesdemanel.com/bautismo-de-una-estrella/feed/ 0
Europa, el videoclip http://www.losviajesdemanel.com/europa-el-videoclip/ http://www.losviajesdemanel.com/europa-el-videoclip/#respond Mon, 22 Jan 2018 20:42:14 +0000 http://www.losviajesdemanel.com/?p=2710 Europa Este es un pequeño homenaje a mi recorrido por Europa en bicicleta. 23 países y 22.330 kilómetros viajados con la mejor de las compañías, Negrita y Pupas, mis bicicletas. Continue Reading

La entrada Europa, el videoclip se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>

Europa

Este es un pequeño homenaje a mi recorrido por Europa en bicicleta. 23 países y 22.330 kilómetros viajados con la mejor de las compañías, Negrita y Pupas, mis bicicletas. Nunca habrán palabras que puedan expresar las experiencias vividas.

¡Gracias a todos los que me habéis ayudado a llegar tan lejos!

Música: Birds Fly – Max Blum

La entrada Europa, el videoclip se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
http://www.losviajesdemanel.com/europa-el-videoclip/feed/ 0
Propósito de año nuevo http://www.losviajesdemanel.com/proposito-ano-nuevo/ http://www.losviajesdemanel.com/proposito-ano-nuevo/#comments Sun, 07 Jan 2018 15:06:35 +0000 http://www.losviajesdemanel.com/?p=2685 ¡Hola a todos! Como ya se habrán dado cuenta, llevo ya un par de meses largos sin dar pedales. No se preocupen, no dejo la bici, y menos a mi Continue Reading

La entrada Propósito de año nuevo se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>

¡Hola a todos! Como ya se habrán dado cuenta, llevo ya un par de meses largos sin dar pedales. No se preocupen, no dejo la bici, y menos a mi Negrita. Simplemente es otro parón más, como el del año pasado, para conseguir fondos y continuar viajando, que es lo que más me gusta. Así, este año 2018 se presenta muy interesante, y me gustaría compartir mi propósito de año nuevo con todos y a ver cuantas se cumplen a final de temporada. 🙂

Primer objetivo

Como ya he advertido anteriormente, mi primer objetivo es trabajar y ahorrar todo el dinero posible para futuros gastos. Gracias al trabajo que conseguí, y al increíble apoyo del hotel The Capital Inn, que me ayuda abaratando mi alojamiento a un precio magnífico. Gracias a ellos y todos los que me ayudan podré cumplir otro año más mi sueño de seguir viajando en bicicleta.

Segundo objetivo

Una vez recaudado el dinero, quiero continuar viajando, ¿pero dónde? ¡Pues a las Américas! Bueno, seguro que eso ya lo sabias si eres uno de mis seguidores, llevo tiempo diciéndolo. El primer paso sera renovar el pasaporte que me caduca el año que viene. Después conseguir los visados para Canadá y E.U.A., donde espero llegar en la segunda mitad del año.

Tercer objetivo

Estoy planteando el tema de mejorar el blog y el social media que recorre alrededor del viaje. Este y un pequeño proyecto al que espero terminar de una vez por todas en verano. De momento es lo máximo que puedo decir. De momento me queda un gran trabajo por delante 🙂

Como pueden comprobar solo tengo tres objetivos para este año, parecen enormes pero seguro que superando los mini-obstáculos que vayan saliendo y mucho ánimo y buenas energías lo podré conseguir.

¡Un saludo a todos y espero que vuestros propósitos de año nuevo se cumplan!

La entrada Propósito de año nuevo se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
http://www.losviajesdemanel.com/proposito-ano-nuevo/feed/ 2
Cómo conseguir dinero para una vuelta al mundo http://www.losviajesdemanel.com/como-conseguir-dinero-para-una-vuelta-al-mundo/ http://www.losviajesdemanel.com/como-conseguir-dinero-para-una-vuelta-al-mundo/#respond Sun, 26 Nov 2017 17:05:40 +0000 http://www.losviajesdemanel.com/?p=2655 Hace tiempo que me van preguntando ¿cómo pagas un viaje tan largo? ¿Eres millonario? ¿Tienes patrocinadores? Y la pregunta que más gracia me hace: ¿tus padres son millonarios? Y es Continue Reading

La entrada Cómo conseguir dinero para una vuelta al mundo se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
Hace tiempo que me van preguntando ¿cómo pagas un viaje tan largo? ¿Eres millonario? ¿Tienes patrocinadores? Y la pregunta que más gracia me hace: ¿tus padres son millonarios? Y es que al parecer, viajar por tantos meses al año hace pensar a las personas que soy un hijo predilecto del banco. No señoras y señores, no soy millonario, ni mis padres, ni tengo patrocinadores, hay muchas formas de financiarse un viaje largo, y las voy a explicar, por si alguien se anima 😉

 Patrocinadores

Comenzamos por la más famosa de todas las formas de financiar un viaje, aunque no la más extendida. Los patrocinadores, más conocidos en la actualidad por el termino inglés sponsor, es literalmente una persona, grupo de personas o empresa, que te ofrecen una ayuda en tus viajes a cambio de algo, normalmente es publicidad.

Como pueden apreciar en ningún momento he escrito dinero después del ofrecimiento. Esta ayuda puede ser en especias, bienes o acomodación, que son los métodos más comunes de un patrocinio. Llegar al nivel del dinero, ese bien tan preciado todos, y sobrevalorado en la mayoría de los casos, requiere unos esfuerzos y sacrificios que no son apreciados a simple vista por los seguidores.

A no ser que ya seas una estrella de las redes sociales, este sistema estará lejos de ofrecerte la oportunidad de financiarte el viaje.

Autoventa

Aquí tenéis otro método bastante común a todos los viajeros que nos gusta hacer del viaje nuestra forma de vida. Probablemente los vendedores viajeros más famosos sean los hippies, pero hoy día el que más o el que menos, ha hecho alguna manualidad o vendido algún artículo a través de su página web. A mi me dio por vender camisetas y lienzos, ¡con muy poco éxito por cierto!

Hay dos tipos de venta que son importantes tener en cuenta:

1 Venta activa

Requiere de tu trabajo constantemente. Las ganancias son inmediatas pero requieren muchísimo tiempo. Ejemplos: hacer pulseras, colgantes, talleres de aprendizaje, charlas en eventos, etc…

2 Venta pasiva

Requieren un gran trabajo al inicio pero después es recompensado con una venta automática que no requiere apenas mantenimiento. Ejemplos: libros, cursos online, etc…

Publicidad

Aunque la foto es de uno de mis patrocinadores, TROMPSO OUTDOOR, uno de mis acuerdos fue hacerles publicidad. Podemos utilizar parte de nuestro equipo para llevar sus logos y datos, o nuestra webb. Cada vez más páginas se visten de banners (barras publicitarias) a la espera que algún internauta la toque y puedas ganar 0,001€ por click. Una vez más es necesario que te sigan miles de personas con ganas de interactuar con tu blog.

Donaciones

La cultura actual pedir dinero esta mal visto, pero una donación es un método fácil y a la vez caritativo que te ayuda de una manera sencilla y hace que tus seguidores puedan devolverte lo que les das. Gracias a esto tu podrás continuar compartiendo tus viajes y ellos podrán continuar recibiendo. Es una cadena, como la del circulo de la vida 🙂

Micromecenazgo o Crowdfunding

Esta foto se convirtió en portada de mi pequeña campaña de financiación colectiva para adquirir una cámara. Las micromecenas o crowdfunding es un método bastante efectivo que entra en el mundo de las donaciones con un objetivo particular. Si necesitas financiarte algo, puedes utilizar una del montón de plataformas que existen actualmente para este tipo de microfinanzas 🙂

Trabajar

Y aquí por último os presento el método que mejor se me da para financiar mis viajes, trabajar. Puede que sea la forma más complicada, entre otras cosas porque durante un periodo largo no viajas y lo dedicas a ahorrar, pero es efectiva y, en mi caso particular, no estás molestando constantemente al mundo para que te siga a ti antes que a otros.

Todos tenemos nuestras habilidades y hay que saber aprovecharlas. Claramente hay que saber elegir como hacerlo, si trabajas para no poder ahorrar nada no vale la pena, pero si consigues trabajo en un lugar donde puedes ahorrar algo entonces sí vale la pena. Aquí esta el secreto del éxito. Yo por ejemplo busco lugares donde el sueldo mínimo es muy alto. Suelen ser muy caros para vivir y la estancia allí la pasas básicamente del trabajo a casa y de casa al trabajo, con la sensación que lo que te queda no es mucho, pero una vez que sale del país el mundo se vuelve maravillosamente barato. Ahora, requiere un gran esfuerzo mental y a veces no esta recompensado.

Hasta aquí la lección de hoy. ¡Espero que os haya gustado a todos, y lo más importante, haya sido útil!

¡Un abrazo!

La entrada Cómo conseguir dinero para una vuelta al mundo se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
http://www.losviajesdemanel.com/como-conseguir-dinero-para-una-vuelta-al-mundo/feed/ 0
Islandia parte 5: Hielo http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-5-hielo/ http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-5-hielo/#respond Mon, 23 Oct 2017 10:10:05 +0000 http://www.losviajesdemanel.com/?p=2624 Islandia se ha convertido en la historia interminable de Michael Ende, y es que para encontrar la realidad, hay que darle la espalda y pasar por lo fantástico. Así que Continue Reading

La entrada Islandia parte 5: Hielo se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
Islandia se ha convertido en la historia interminable de Michael Ende, y es que para encontrar la realidad, hay que darle la espalda y pasar por lo fantástico. Así que lo diré de una manera más actualizada, el invierno se acerca, un lema que me viene como anillo al dedo, porque aquí, casi tocando el polo norte, hace un frío que pela, y porque es uno de los lugares de rodaje de Juegos de Tronos, y como Jon Nieve, yo no se nada. Ni de la suerte que he tenido por haber sobrevivido a la tormenta de Hofn, o de haber llegado al final sin la necesidad de un quitanieves. Bienvenidos al último color de la bandera islandesa, blanco, de hielo.

Costa este

Si algo he aprendido es que nunca se esta preparado para lo que pueda ocurrir en Islandia. Decidí salir el domingo después de cinco días reposando en el camping. Físicamente no me encontraba muy bien y estos días me vinieron geniales. Comencé la costa este con uno de los mejores días de la temporada, veinte grados y sol, parecía verano…

Obviamente hay que disfrutar de los días buenos. Os presento Hallormsstadur, el bosque más grande de Islandia. Se puede sacar una foto con más árboles… pero en esta salgo yo 🙂

Bueno, a ver, me explico… ¡casi me pierdo la costa oeste! Normalmente los viajeros en este tramo eligen dos opciones: 1.- Viajan por la carretera general nº1 (llamada ring road) y cruzan el paso de Öxi, para los que tienen prisa. 2.- Viajan por la 92 hacia Reyðarfjörður y continúan por la 96 siguiendo los fiordos , para los que tienen tiempo y ganas de verlo todo (lo que yo quería hacer). Pero ya me conocéis, encontré una tercera opción, ir por la ring road, saltarme el paso de Öxi, saltarme la 92, y por consecuencia dos fiordos, y terminar durmiendo con ovejitas…

Por suerte, pude ver un poco de su costa y fiordos. Son más verdes que los fiordos del oeste, en mi opinión, a pesar que el otoño ya hace unos días que ha empezado a trabajar aquí arriba. Sus montañas que parecen hechas con piezas de lego, y sus playas de arena negra, no dejan indiferente a nadie.

La costa sur: El temporal

Comenzamos con esta foto porque así fue como llegue a Hofn, felizmente empapado. Es difícil de compartir mis vivencias estos días pues el temporal de lluvias y vientos huracanados me impidió sacar la cámara como me habría gustado. Y como veréis tuve mucha suerte…

Al abandonar Hofn pase un día encerrado en mi tienda en lo alto de una colina, lo siento no hay fotos de ese momento, el viento era tan fuerte que rompió la tienda de campaña de Jean, un coreano que se unió ese día conmigo a la ruta, el pobre, y tuvo que abandonar rápido el día siguiente. Yo conseguí salir del festival climatológico que nos habíamos metido y la noche siguiente acampe en una ladera, consejo de unos granjeros, y allí amanecí en medio de un cenagal. Por suerte, acampe un poquito más alto que el resto de tierra… pero salir del sitio fue una odisea. La parte positiva es que conseguí cruzar justo antes de que cortasen la carretera general dos semanas por los desbordamientos de los ríos 🙂

Tuve que aprovechar los momentos que dejaba de llover para poder hacer fotos. En muchas ocasiones, las nubes querían tocar el suelo, y el horizonte no era más que una pared niebla espesa. Pero cuando se despejaba el paisaje cambiaba completamente.

Aunque no se despejaba suficientemente para poder apreciar la magnificencia del glacial más grande de Islandia. Vatnajökull es el más grande de todos ocupando un 11% de la isla, y el más grande de Europa según National Geographic.

Aunque lo que más me impacto fueron los icebergs. Estas enormes placas de hielo se desprenden del glaciar y quedan a la deriva, flotando por lagos o yendo hacia el mar. Actualmente los glaciales en Islandia están en retroceso, esto quiere decir que cada año son más pequeños. Es, sin lugar a dudas, el efecto más claro del calentamiento global.

Una de las muchas catástrofes que pueden ocurrir por un clima tan activo son los desprendimientos de tierra y agua tras una actividad volcánica que afecte al glaciar, a esto se le llama jökulhlaup. En la foto vemos el Skeiðarársandur, son los restos del puente que quedo tras lo sucedido en 1996.

Alrededor de la carretera general 1 nos encontramos con estos montículos de piedra en Laufskálavarda. Este lugar da homenaje a la granja que había por la zona en el 894dc, destruida por la erupción del volcán Katla. Impresiona ver que a pesar del tiempo, no olvidan.

En Reynisfjara encontré estas increíbles columnas hexagonales de basalto. Tienen cierta similitud a la calzada de los gigantes en Irlanda del norte, pero con menos cantidad.

Para mi, a pesar de las increíbles vistas y su playa con columnas de basalto gigantes, lo que más me gustó fue la cueva. Su bóveda hecha con piedras hexagonales es realmente impresionante. Aunque por la cantidad de agua que gotea del techo no creo que proteja mucho de la intemperie…

La pena fue ver que la temporada de frailecillos había terminado. Es un misterio donde se dirigen estas aves, hay quien dice que van al sur por zonas tropicales, otros afirman que se dirigen al mar donde pasan el invierno flotando. Yo veo más probable la primera opción, aunque claro, no soy ningún experto 🙂

Por suerte este año no hemos sufrido ninguna erupción por parte de los gigantes de la isla. El último en despertar fue en 2010 cuando el volcán Eyjafjallajökull  decidió cubrir el cielo bajo un manto de cenizas y fuego. Hoy duerme tranquilito como se puede comprobar en la foto.

Lo diré una y mil millones de veces: ¡Gracias por ayudarme con la nueva cámara! Estas últimas semanas han sido complicadas para ver auroras, pues el cielo ha estado nublado todo el tiempo. Pero la perseverancia tiene su recompensa 🙂

Círculo dorado

Y ya que estamos de agradecimientos, otro más para una de mis mejores amigas. Gracias, Lorena, por este regalazo en el Secret Lagoon. No hay mejor agua termal en toda la isla 🙂

Después de abandonar Flúðir, me dirigí a uno de los destinos predilectos del círculo dorado. Por suerte me encontré con un grupo ciclista islandés que me aconsejaron un camino más divertido, y solitario, para llegar a Gullfoss.

Comenzamos con la cascada más famosa del río Hvitá. Como pueden comprobar, estoy en el lado opuesto del montón. El círculo dorado lleva a todos los turistas por el lado oeste de la cascada, yo me encontraba más solito que la una en el lado este del río. ¡Un privilegio!

A pocos kilómetros nos encontramos con el valle de Haukadalur. Este nombre lo comparten tres valles en Islandia, pero el que nos interesa en este momento es el que se encuentra en el círculo dorado. En él encontraremos el géiser más famoso, y el que le da el nombre a todos los demás, el Geysir. Pero el gran Geysir dejó de funcionar por culpa de la cantidad de objetos y mierda que tiran los turistas  al agujero. El que disfrutamos ahora se llama Strokkur y es capaz de expulsar agua a 20 metros de altura. Espero que aprendamos y no destruyamos más cosas…

Esto que ven no está realmente en el círculo dorado, pero ya hablé de Þingvellir en el post anterior. Lo que muestro se llama Skógafoss, otra cascada interesante cerca de la capital y Selfoss. 

Reykjavik y Reykjanes

Después de un mes y pico volví a la capital de Islandia. Una vez más mi buena amiga, Edda, me ayudó con la logística y la acomodación. ¿Que haría yo sin amigos como ella? Por otro lado, Reykiavik me esperó un día casi soleado. Pude disfrutar de su iglesia luterana, Hallgrímskirkja. Aunque casi todos la llamamos catedral por su magnificencia arquitectónica, en realidad no lo es. La ciudad tiene dos catedrales, pero esta iglesia es más impresionante.

Tenía pensado escribir más sobre Reykiavik, pero una vez más volví a la ciudad con prisa y sin tiempo. Las edificios que más me gustaron fueron estos. Se encuentran en Hafnarfjördur, que significa puerto natural. Son casitas de pescadores, todas tienen un pequeño muelle donde embarcar al mar.

En Vogar, me encontré con este panorama. El camping es completamente gratuito y se encuentra relativamente cerca del aeropuerto internacional de Keflavík. 

Mi penúltimo día de la temporada ciclista lo pasé en la archifamosa Laguna Azul, más conocida como Blue Lagoon, o en su nombre original, Bláa Lónið. Este SPA geotermal es famoso por sus aguas medicinales ricas en sílice y azufre, dicen que puede curar enfermedades de la piel. Por desgracia para mí, este lugar es extremadamente caro, y hay que hacer una reserva por adelantado… así que disfrute de este balneario desde el exterior. Impresionante de todos modos.

Como ya he dicho antes, este va a ser mi último post de viaje del año. Toca parar a trabajar, conseguir dinerito para que el año que viene pueda hacer más cosas. Espero que estas aventuras os ayuden a apagar la tele y salir en vuestra propia búsqueda de la felicidad. Stop TV!

Quiero agradecer a Hankur y Bragí por guardarme estos días a Negrita en su granja. Si van de viaje y buscan acomodación en la naturaleza más espectacular del Circulo Dorado, no duden en visitar a los amigos de Býli Andans/Spirit Farm. Tak fyrir!

Gracias a todos por acompañarme en estos 4.574 kilómetros que he recorrido a Islandia, y a los 22.330 kilómetros que he hecho por Europa. ¡Esperemos que el año que viene pueda saltar de continente!

Gracias Europa

¡Un abrazo a todos!

La entrada Islandia parte 5: Hielo se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-5-hielo/feed/ 0
Islandia parte 4: desierto http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-4-desierto/ http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-4-desierto/#comments Fri, 15 Sep 2017 18:03:06 +0000 http://www.losviajesdemanel.com/?p=2554 De todas las aventuras que llevo en Europa, estás últimas semanas han sido de las mas impresionantes de todas. He sobrevivido a la cólera del viento, al río glacial de Continue Reading

La entrada Islandia parte 4: desierto se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
De todas las aventuras que llevo en Europa, estás últimas semanas han sido de las mas impresionantes de todas. He sobrevivido a la cólera del viento, al río glacial de este inicio de septiembre, con el único sustento de los ríos y lo que llevaba puesto. Pero he aprendido, que la belleza mas pura, es la mas simple de todas. Bienvenidos al desierto de Islandia.

Me gustaría hablar más sobre la capital Islandesa, pero la dejare para otro post. Abandoné Reykjavik por pistas ciclistas, prácticamente las únicas que hay en toda la isla, y siguiendo una ruta hípica llegue a la carretera 435. Los cambios más impactantes se hacen en los primeros 30 o 40 kilómetros de la costa. De un paisaje mayoritariamente verde, ¡al desierto!

Placas tectónicas

Con tantas prisas, solo me digné a ver las placas tectónicas. Þingvellir es patrimonio de la humanidad por la UNESCO y, por supuesto, el lugar más fácil donde visitar este fenómeno, que solo sucede en Islandia. El cañón que veis detrás de Negrita es simplemente un cañón en la placa americana. La placa europea se puede apreciar al final de la foto, en el horizonte. Todo el terreno que hay en el centro, ese valle detrás del cañón, es la gran “nada”. ¡Perfecto para disfrutar un día entre continentes!

Esta foto es simplemente para reivindicar la grandeza del lugar 🙂

placas tectonicas islandia

Como he visto que sr. Google no muestra imágenes de las placas tectónicas, por lo menos de una manera fácil de entender, las he dibujado en mi mapa. Desde que comencé mi periplo en Islandia, las he cruzado cuatro veces!

Landmannalaugar

A lo largo de mi viaje he visto muchos paisajes, pero pocos me han dejado tan maravillado. La carretera dividía dos cuadros de imágenes sacadas por dos mundos distintos, dignos de las pinturas surrealistas de Salvador Dalí.

En Islandia las ovejas hembras quedan libres con sus corderitos alrededor de la isla. A finales de la temporada de verano, todos los islandeses con caballos y algunos a pie van a recoger los ovinos en un mismo día. Van hasta el centro de la isla llamado Göngur, y todos a una movilizan el ganado hasta llegar al Réttir. Este último lugar es donde guardan los animales y es lo que pueden ver en la foto. Este día es conocido como Réttir.

Y si los paisajes eran de cuadros, la vida que recorren sus pistas y caminos de graba son de postales. Tengo que probar cabalgar un caballo islandés, son animales increíbles, con una inteligencia y belleza tan pura como la isla.

Elegí el mejor día de todo el viaje para visitar Landmannalaugar. La F208 es una carretera dura, con fuertes pendientes, pero con unas vistas maravillosas.

No encontré rio alguno hasta llegar al camping, allí comprobé que vadear los ríos no es tarea fácil…

¡Pero llegué! Landmannalaugar es increíblemente bello, un lugar sacado de cuento, donde solo la fantasía puede llegar ser real.

El camping ha sido el mas caro hasta la fecha, 2000 IKR. Por suerte, pude disrutar de una buena ducha al estilo campamento base, y un “hot spring” de los mas bonitos. Los lugares interesantes se aprovechan en el precio, para repartirse el dinero donde hay menos turismo.

Y todo esfuerzo tiene su recompensa. Por esta foto me esforcé en comprarme una cámara. ¡He podido volver a ver auroras! ¡Gracias a todos los participantes!

Y para despistados como yo, en Landmannalaguar tienen una tienda pequeñita… ¡en un autobús!

Desierto

Y cuando abandonas Landmannalaugar y sus turistas, te queda el desierto. ¡Por algo es la puerta a las “highlands”!

He recorrido mas de 300 kilómetros en pistas de graba, cuya foto es de lo mejor y mas fácil. ¡Negrita y yo hemos sufrido de lo lindo!

¡Y como todos los desiertos tiene sus oasis!

Y si crees que no hay nada en el centro te equivocas, está el camping de Nýidalur, en la reserva natural con el mismo nombre.

Y acto seguido otro río. He vadeado muchos en este viaje. La idea era hacer un vídeo divertido con Negrita, pero como se ha roto el ordenador no lo he podido hacer. Me esta costando escribir y editar todo esto a través del móvil.

Dos veces he intentado llegar a Askja y dos veces el río me ha ganado. La primera vez, desde la F910, el agua me llegaba hasta la cintura, con fuertes corrientes y un frio glacial. La segunda vez, en la F88, después de vadear uno de los ríos más grandes, una familia francesa me informaban que ellos no podían pasar con su Land Cruiser el siguiente, que un 4×4 estaba estropeado y la señal de profundidad rota por las fuertes corrientes. Si algo hay que aprender, es a saber escoger las derrotas. Askja me había ganado.

Así, decepcionado y con la única opción del conformismo más, absoluto, volví a la ruta. El paisaje en las tierras altas es puro espectáculo, aunque no hayan apenas señales de vida.

Pero los desastres suceden siempre de dos en dos. En el alto de una colina, con un viento terrible y una lluvia gélida, el portaequipajes delantero dijo basta. La fatiga de todo lo vivido le pasa factura al mas fuerte.

Por suerte esta pareja de alemanes pasaron en ese momento. Su gran camión nos sirvió de cortavientos, y con cuatro abrazaderas metálicas y dos llaves Allen conseguimos reparar el desastre. Danke schön!

Y para que no vuelva a romper la cámara, ahora le añado muchas más piedras al trípode!

No podía faltar el último río que vadeé. Agua glacial de la reserva natural del Herðubreið. Con los ánimos inconsumibles de mis amigos franceses.

¡Creerme que cruzar los ríos era una cuestión de agallas! En los que provenían de un glaciar, era tan fría sus aguas, que los dedos de los pies se negaban a moverse. Jamás he tenido tanto frío en los pies…

Al norte de la F26 nos encontramos con dos cascadas maravillosas. En la foto de arriba podemos ver Hrafnabjargafoss. Menos turistica, más salvaje.

Y la que se ve detrás de Negrita es Aldeyjarfoss. Como pueden comprobar son nombres facilitos de pronunciar y recordar. Ambas están en el mismo río del Gođafoss, y si no tienes pensado cruzar la F26, siempre puedes acceder desde la 842. Si no tienes 4×4 puedes aparcar el coche y caminar los 5 kilómetros que te separan del Aldeyjarfoss.

Vuelta a la civilización

Y por fin, después de muchos días, volvía a ver árboles.

En Mývatn acampé un par de noches con la intención de reponer fuerzas. Al querer comprobar los vídeos, fue cuando descubrí que mí ordenador estaba roto…

Con lo vivido en el centro de Islandia quería volver a sentirme en otro planeta, y que mejor que el área geotermal de Hverir para sentirse en Marte.

Por el camino recibí una granizada que convirtió la carretera en una pista blanca ¡en cuestión de segundos!

Pero está ha sido mi historia sobre el desierto de las tierras altas de Islandia.


Aunque de todo el proyecto solo me faltó Askja, al final he tenido la suerte de volver a ver auroras, de conocer gente maravillosa, de aprender donde están mis límites y aceptarlos. No hay mejor profesor que el desierto.

¡Un saludo a todos desde el camping de Egilsstađir!

La entrada Islandia parte 4: desierto se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-4-desierto/feed/ 3
Islandia parte 3: Viento http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-3-viento/ http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-3-viento/#comments Wed, 23 Aug 2017 13:23:57 +0000 http://www.losviajesdemanel.com/?p=2479 Se lo que estaréis pensando todos, ¿por qué viento y no hielo? ¿No es ese el elemento que te falta de la bandera islandesa? Tenéis razón, es el color blanco Continue Reading

La entrada Islandia parte 3: Viento se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
Se lo que estaréis pensando todos, ¿por qué viento y no hielo? ¿No es ese el elemento que te falta de la bandera islandesa? Tenéis razón, es el color blanco de su flamante bandera el que me falta por escribir, pero a pesar de haber superado con cierto éxito el glaciar de Snæfellsjökull, escusa perfecta para el titular, no ha sido el elemento rey de estos días de ruta. He batallado con la ventisca miles de veces, pero ha sido la primera vez que casi agota mi existencia, y es que con el viento no se juega. ¡La próxima vez viajo en vela!

Fiordos del oeste

Aquí tenemos un cartel conmemorativo del 400 aniversario de la matanza de los vascos. Esta sangrienta y cruel historia esta compuesta por un montón de mitos que la hacen, como todas las historias nórdicas, difíciles de diferenciar entre la realidad y la ficción. En el siglo XVII, había un acuerdo entre vascos e islandeses para con el negocio de la caza ballenera. En septiembre de 1615dc, después de un duro verano islandés, los balleneros vascos estaban preparados para zarpar, fue entonces cuando ocurrió la catástrofe naufragando los barcos y sobreviviendo 80 de sus tripulantes. Estos se dividieron en dos partes principalmente, los hombres de los capitanes Pedro de Aguirre y Esteban de Tellaria conseguían volver a casa el año siguiente, no tuvieron la misma suerte la tripulación del capitán Martín de Villafranca que después de dividirse e ir errantes, el magistrado Ari Magnússon los condenó a muerte por criminales, permitiendo a los islandeses por una ley antigua que matasen a tantos como pudieran. En 2015, 400 años después, se celebró un congreso académico con disculpa oficial por parte de Islandia y derogado la ley que permitía matar vascos. ¡Todo un detalle!

En Ísafjördur me encontré con esta buena gente del restaurante Tjöruhúsið. Me invitaron a que presenciara un concierto folk islandés y ¡A UNA CERVEZA! Que fácil es hacerse amigo mio 🙂 Takk fyrir!

Una alemana se paró por si necesitaba ayuda y yo le propuse si me quería sacar una foto. Hizo varias ¡y muy buenas! En esta es fácil imaginarse la dificultad de los puertos de montaña que hay en los fiordos del oeste. ¡Verdaderos rompe-piernas!

Aunque todo tiene su recompensa. En Dynjandi me volví a encontrar con Michael, un aventurero suizo que viaja a mochila y que lo conocí en Ísafjördur. ¡Gracias por los momentos de risas y por prestarme tu cámara un rato para fotografiar este espectacular conjunto de cascadas!

Camino a Látrabjarg me encontré con este buque noruego encallado en el fiordo. Tiene el casco dañado por el paso del tiempo, olor a humedad y vigas carcomidas por el moho, la sensación de caminar por un barco fantasma, no pude evitar pensar que era un capitán pirata :O

Y claro, querer ir a la parte más al oeste de la isla tiene su esfuerzo, y su recompensa. Las panorámicas son realmente impresionantes. Este lado de la isla me recuerda al norte de Noruega, pura, inmensa y magnífica. 

En Látrabjarg tienen los acantilados más altos de Islandia, 441 metros de altura vertical. Los que tengo en mi espalda son más pequeños, no llegan a 200 metros pero son preciosos. Dicen que es el punto más al oeste de Europa, pero habría que excluir las islas remotas de las Azores para que fuese cierto. 

Ahora os preguntaréis ¿pero no se le había roto la cámara? Sí, se rompió, pero el móvil ha conseguido suplantar durante este tiempo mi aparato fotográfico. Hay que esperar el momento adecuado para ser artista y el frailecillo te pose como Beyoncé 😉

Aunque no hay que ser un genio con estos animales. En la vida me he encontrado con animales salvajes tan pacíficos y encantadores. Te permiten acercarte a menos de un metro, ¡si no tienes miedo a las alturas claro! Hay que tener cuidado con los acantilados, los frailecillos hacen sus nidos en la cornisa del precipicio. Imaginaos caminar por un metro de tierra hueca… ¡no os acerquéis nunca al filo del acantilado!

Los terrenos son en ocasiones difíciles de acampar, no hay protección para el viento como en toda la isla, pero nunca defraudan sus paisajes. No tendré facilidades, como baños o electricidad, pero en vistas no hay nada que lo supere 🙂

En la zona oeste es más fácil encontrar los famosos “hot-springs”. Estas pequeñas piscinas “naturales” son una maravilla de la combinación entre el ser humano y la naturaleza. Agua caliente y gratuita, ¡parece que alguien a escuchado mis plegarias! En la foto de arriba vemos el baño que está en Flókalundur, y te puedes bañar en el fiordo… ¡si te atreves!

Y como siempre debe pasar algo, volví a pinchar. La escusa perfecta para dejar el neumático de carretera como repuesto y cambiarlo por mi neumático salvavidas 🙂

Snæfellsnes península 

Y aquí otro momento importante de mi humilde aventura. Desde que leí por primera vez el famoso libro de Julio Verne, he soñado con venir aquí y viajar al centro de la tierra. De eso ha pasado nada más y nada menos que 18 años, se puede decir que, si tengo un sueño, tarde o temprano iré a por él 🙂

En Stykkishólmsbær me detuve por primera vez después de un mes entero viajando sin parar. Gracias a Víctor pude conocer a Noa, y gracias a ella y su compañera de piso, Louise, tuve el privilegio de descansar como un rey, (y ver Juegos de Tronos 😀 ) ¡Gracias chicas por un día tan especial!

Snæfellsjökull

Pero descansé solo para enfrentarme al volcán más terrible de Julio Verne. A sido el puerto más duro de mi vida, ¿quién me lo iba a decir? No lo aparenta, ni por metros de altura, ni por las distancias, ni por los porcentajes de subida, pero por primera vez he tenido que desmontar equipaje si quería ascender… ¡todo para no llegar!

Dejé a Negrita a un par de kilómetros del glaciar. Allí me dediqué hacer senderismo. Tres horas dando vueltas por los cráteres y las formaciones volcánicas de donde se supone que esta la entrada al centro de la tierra. Pero para encontrarla, debería haber llegado en las calendas de julio, y yo llegué a mediados de agosto. ¡Muy tarde para encontrar la entrada! Eso sí, me terminé de leer por segunda vez el libro, en las faldas de este volcán de mis sueños 🙂

Al día siguiente descubrí porqué se llama “Jökull“, es la palabra islandesa a ventisquero. Los volcanes con glaciales generan grandes cambios de corrientes de aire, una odisea para alguien que se ve empujado como una cometa por el poder del viento. Me caí una vez en Arnarstapi, sin consecuencias para ambos. Pero pude disfrutar de paisajes como la playa de Skarðsvík, y conocer a Susane y Vidir. ¡Gracias por vuestra ayuda!

Por cierto, las mejores vistas del Snæfellsjökull están en el sur de la montaña. Por la carretera general, o en este caso, desde el faro de Londrangar. Es bonito, ¿verdad que sí?

Reykjavik

Mi estancia en la capital islandesa será breve pero súper intensa. Gracias a Eva he podido conocer a Edda, que me ha acogido en su casa como se le acoge a un viejo amigo de toda la vida. Este año estoy de suerte y he tenido el honor de conocer amigos de mis amigos, personas maravillosas que no olvidaré nunca (o eso espero, porque mi memoria a veces me atormenta) pero no fallarán los diarios de bitácora. Millones de gracias una vez más, a los que me acogen y los que me ayudan a que me acojan 🙂

Epílogo

¡Misión cumplida! Me ha costado encontrar algo “económico y de calidad” pero espero haberlo conseguido. Gracias a todos los que me habéis ayudado en adquirir una cámara fotográfica nueva. Ahora tenemos una Canon EOS M10 que espero conseguir buenos resultados en un futuro no muy lejano. Para los que han ayudado económicamente, esperar a que me asiente un poco y me de tiempo para vuestras postales. ¡Tenéis regalos amigos! 

Apéndice 

En realidad esto no debería llamarse así, pues lo que voy a escribir no tiene nada que ver con el viaje, aunque me hizo correr durante un rato. Quiero dar mi más sentidas condolencias a las familias afectadas por el pasado ataque terrorista en las ciudades de Barcelona, Cambrils y Alcanar. Es terrible lo que esta pasando en el mundo, a veces cuesta creer que estas cosas pasen, pero pasan. No dejan de ser guerras, promovidas para enriquecer a unos pocos a costa del sufrimiento y el dolor de los inocentes. Porque siempre es la misma historia, da igual que el atentado sea en Barcelona, París, Bagdad, Damasco o en Raqqa, da igual raza, cultura, etnia o religión, siempre mueren los mismos. Ojalá se haga justicia, y los que matan u ordenan hacerlo queden presos de por vida. Condeno absolutamente al terrorismo, venga del bando que venga. Un abrazo fuerte para todas las familias afectadas, la humanidad está de vuestra parte. #stopterrorism

Gracias a todos por leerme una vez más. ¡Un abrazo!

La entrada Islandia parte 3: Viento se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-3-viento/feed/ 1
Islandia parte 2: Fuego http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-2-fuego/ http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-2-fuego/#comments Fri, 04 Aug 2017 13:45:23 +0000 http://www.losviajesdemanel.com/?p=2447 Esta segunda parte de la isla más aventurera, por excelencia o por conveniencia comercial, viene llena de momentos inolvidables, con un final catastrófico. Desde que abandoné Husavík, los días han Continue Reading

La entrada Islandia parte 2: Fuego se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
Esta segunda parte de la isla más aventurera, por excelencia o por conveniencia comercial, viene llena de momentos inolvidables, con un final catastrófico. Desde que abandoné Husavík, los días han volado a velocidad de la luz. He recorrido paisajes que parecen difíciles situarlos en la vida real, es igual que en una película de Hollywood. Sin más preámbulos, os presento el segundo color de la bandera islandesa, rojo, fuego. ¡Acción!

Krafla

Comenzamos con una de las primeras imágenes más impactantes que vi al llegar al área geotermal de Hverir. Un lago azul celeste me deslumbraba la mirada, con fumarolas y a las faldas de una montaña desértica. Este embalse natural de aguas termales, está prohibido el baño, aunque por investigación de campo, sé que hace veinte años atrás estaba permitido. Información de un amigo francés que estaba indignado con el cambio turístico que está adquiriendo la isla.

El Hverir se encuentra justo antes de llegar al famoso volcán Krafla. La carretera general nº1 lo crucé maravillándome de su belleza extraterrestre. Una cantidad de fumarolas y depósitos de agua burbujeante me esperaban en el lado este de la colina. Como si fuese el preludio del planeta rojo. Creo que hemos perdido tiempo y dinero intentando llegar a Marte, aquí tenemos el Hverir, y se puede respirar…

La zona esta bien señalizada y preparada para los turistas, aunque esta pasarela de madera es un peligro mojada, y creerme, siempre lo esta. Nos lleva a la zona del área geotermal de Namafjall. Un lugar donde el infierno y la vida luchan por un mismo propósito, dejar al viajero fascinado.

Este paisaje nos hace sentir que vivimos en un mundo lleno de fantasía. La calor, y el exceso de azufre en el ambiente, crea esta maravilla de colores ocres y vapores apestosos donde no habitan ni las moscas. Por muchos sitios, la única vida existente parece ser que viene del centro de la tierra.

El área geotermal es famosa por ser la solfatara más grande de toda Islandia. Su cantidad de pozos de barro con agua hirviente, depósitos de azufre y fisuras donde emanan vapores con un terrible olor a pólvora y huevo podrido la convierten en algo especial. Nada más que decir, que de ese día he necesitado seleccionar algunas de las más de 600 fotos que hice. Absolutamente todo era espectacular.

Continué mi ascensión por el Krafla hasta llegar al cráter Viti. Este enorme agujero contiene el famoso lago verde donde todos los coches y demás vehículos se ven obligados a parar. A partir de aquí, hay un recorrido a pie alrededor del cráter donde te llevará a la cima del volcán.

Me engañaron toda la vida. No hay conejitos en la luna, ¡hay ovejitas! Esta área tiene una fuerte importancia en la industria energética del país. Gracias a estas “naves espaciales” se abastece electricidad a una gran parte de la isla.

Y las vistas desde el volcán son espectaculares. Prometo, que esta foto que veis arriba, no ha necesitado retocarla. Lo veis exactamente como lo vio la cámara.

Una de las peculiaridades de los islandeses, y de la zona, es que se puede tener agua caliente en casi cualquier sitio. E aquí una ducha para limpiarte el sudor de la jornada 😉

Entre culturas

Volvía a la tierra, o eso creía. Por delante tenía que recorrer un sinfín de fiordos, que entorpecen la marcha, pero engrandecen la vista. Lo que no me esperaba era encontrar tanta historia. Aquí levantas una piedra y encuentras una leyenda o mito, que si no es fantástico, es histórico. 

El lago de Mývatn es famoso por la cantidad de diminutas moscas  que vuelan alrededor de él en verano. Esto atrae una gran cantidad de aves, sobre todo patos, que tiene una gran importancia para los ornitólogos. En mi experiencia debo decir que he encontrado más moscas e insectos voladores en otras partes que en este lago, claro que estos animales se ven afectados directamente por las condiciones climatológicas, si hace frío, no molestan 🙂

Mi ímpetu aventurero me llevo a Godafoss. Esta hermosa cascada esconde una historia importantísima para todos los islandeses que la gran mayoría de turistas, al llegar allí, no saben. Alrededor del año 1000dc, el lagman (hombre de leyes) Þorgeir Þorkelsson, caudillo de los vikingos, meditó durante una noche sobre el porvenir de su país. En él recaia la responsabilidad de decidir si continuar con la antigua religión escandinava o cambiar al creciente movimiento europeo del cristianismo. Después de una larga meditación, Þorgeir decide que lo mejor para su pueblo es ser cristiano, así pues, al día siguiente cogió todas sus estatuas de los dioses vikingos y los lanzó al río. Desde aquel día, todos los islandeses fueron cristianos, y este lugar se convirtió en la cascada de los dioses.

Llegué a Akureyri, la ciudad más grande del norte. Es el cuarto centro urbano más importante por población del país. Esta situado en un estrecho pero hermoso fiordo, cuando más estrechos son más bonitos, y montañas que superan los mil metros de altura. Lugar interesante para repostar 🙂

Sobre todo cuando descubres que llegas en la semana de la feria medieval. Gasir es un pequeño poblado vikingo al norte de Akureyri, más antiguo que la ciudad, y donde se celebra cada año una impresionante fiesta vikinga. Todos los lugareños se visten de época, se transforman en verdaderos vikingos. Aquí se puede disfrutar de eventos cada hora, hacen actuaciones, cantan, bailan, puedes practicar tu puntería con el arco. Un museo de historia en vivo.

Si alguien disfrutó realmente de la escena, ese fue Salvatorix. Volvía a estar entre sus hermanos y hermanas, un guerrero más luchando a favor de los dioses. Se podía sentir la presentía de Odín, Thor, Loki, y todos los demás miembros del Aesir, festejando las antiguas hazañas del pasado.

En Hófsos disfruté por cortesía de un nuevo amigo danés, Anders, que al conocer mi historia decidió invitarme a la piscina de aguas termales situada en la villa. ¡Las vistas son increíbles! Tak my friend!

Los kilómetros pesan, sobre todo en los neumáticos. Por la mañana la cubierta se deformó, creando un horrible chichón. Pensé que podría aguantar el día, pero la rueda no lo decidió así. Rebentón por la tarde y un agujero que cabía un dedo :/

Aun así no hay nada que me pare la marcha de momento. La velocidad máxima en asfalto es de 90km/h, en grava es de 80km/h. La precaución es máxima como pueden comprobar. Por suerte la gente suele tener dos dedos de frente, aunque no aminoran la velocidad al adelantarme o cruzarse conmigo por las pistas, obligándome a comer un montón de polvo y lanzándome piedras…

Con el estomago cargado de minerales llegué a Hvítserkur. Este viaje he tenido suerte, si en Hófsos conocí una pareja de madrileños que me dieron una bandeja de lomo ibérico, aquí conocí a una pareja de murcianos que me prepararon un bocadillo de jamón de pata negra, ¡muchísimas gracias por tal deliciosos manjares! Y como esta columna de basalto, la cual los islandeses la llaman troll, yo digo que es un Muumi finlandés o hipopótamo gigante y, como yo, ¡de pata negra, de pata negra!

Adversidad 

La ruta continua hacía los fiordos del oeste.  La historia del guionista me pone a prueba una vez más. Esta parte de la isla es, de las más bonitas, y de las menos visitadas del país. La bastedad del paisaje se alza entre caminos de grava, subidas enrevesadas y poblaciones reducidas al mínimo. Es la parte más antigua geograficamente de Islandia, tiene menos actividad geotermal pero, por contraste, más piscinas y baños naturales de aguas calientes gratis en todo el norte. Un lujo para todo aquel que se aventure.

Por desgracia para nosotros, los que disfrutamos de este blog, esta es la última foto de mi cámara fotográfica. La fatalidad, llamada viento, la llevó varios metros más allá de donde estaba situada, destrozándole el objetivo. Todo el disfrute y la alegría que quería transmitir a todos mis lectores se la llevó el viento.

Ayuda

Los que me siguen saben lo poco que soy yo de pedir ayuda. No lo haría si no fuese necesario. Las cámaras fotográficas son caras, imposible para mi conseguir una en estos momentos. Pero el viaje continua y me gustaría poder continuar compartiendo mi experiencia con la misma calidad que he ido haciendo hasta ahora. Me quedan dos semanas para llegar a la capital de Islandia y poder comprar una. Por eso he abierto una campaña en GoFundMe para poder recaudar fondos y conseguir una nueva. Si os gusta lo que hago, y me queréis ayudar, entrar en el siguiente enlace y haz un pequeño donativo. Entre todos conseguiremos el dinero para continuar disfrutando de las mejores fotos. Aun me queda el sur de la isla, la laguna azul, el Geysir, la Landmannalaugar, los glaciales de Vatnajökul, Askja, el desierto… ¡y las auroras boreales!

Entrar en el enlace si quieres ayudar: https://www.gofundme.com/una-camara-para-los-viajes-de-manel

Gracias a todos por vuestra colaboración y seguir leyéndome todos estos días. Es para mi un placer continuar compartiendo esta increíble experiencia de vida.

¡Un saludo a todos!

La entrada Islandia parte 2: Fuego se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-2-fuego/feed/ 2
Islandia parte 1: Agua http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-1-agua/ http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-1-agua/#comments Thu, 20 Jul 2017 12:47:04 +0000 http://www.losviajesdemanel.com/?p=2417 Mi idea principal en Islandia era escribir uno o dos posts como mucho, pero debido a la magnitud de acontecimientos, exigencias del guion y el asombroso paisaje de esta isla, Continue Reading

La entrada Islandia parte 1: Agua se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
Mi idea principal en Islandia era escribir uno o dos posts como mucho, pero debido a la magnitud de acontecimientos, exigencias del guion y el asombroso paisaje de esta isla, me han hecho cambiar de opinión. Puede que haya más partes de las que jamás me hubiera imaginado, pero en novecientos kilómetros que llevo hechos tengo anécdotas como para escribir un libro. Siempre pensé que el Camino de Santiago fue mi viaje más intenso, pero una vez más me equivocaba. Bienvenidos a la primera parte de una historia inolvidable.

Entre nubes

Así es como me sentía al llegar a Seydisfjordur. Esta pequeña ciudad se encuentra anclada en un precioso fiordo, o habría sido hermoso si las nubes me hubiesen permitido ver las montañas completamente. Pero en ocasiones es mejor así, que fluya el anhelo del deseo más extendido del ser humano, la curiosidad.

Las montañas me miraban amenazadoramente mientras servidor ascendía sus primeros metros por duras subidas de primer nivel. He superado muchísimas montañas en estos últimos 18.500 kilómetros que llevo de viaje, pero nunca un país me ha recibido tan duramente. Por suerte, el paisaje me iba enamorando a pedales agigantados, así fue como al llegar a mi primera cascada lo supe, no volveré a ser el mismo, hoy mi corazón se ha vuelto a dividir para añadir un nombre más a su lista de amores, Islandia.

Mi plan cambio antes de llegar a la isla, no haré el conocido “ring” (carretera general nº1), me dedicaré hacer fiordos hasta que me canse. Así al llegar a Egilsstardir solo hice cinco kilómetros y cogía mi primera carretera de grava. Solo he tenido un día entero de sol, y fue mi segundo día. Pero lo disfruté como nunca había disfrutado del sol, ¡vitamina D ven a mí! Así llegué a esta pequeña reconstrucción de una iglesia del siglo X.

Solo un día me dio tregua la isla, al siguiente llegó el verdadero temperamento del clima. Lluvia, viento niebla y claro, el terreno puso de su parte. Hellisheiði es en mi opinión, un puerto digno de la Vuelta. Si prestan atención, verán que sus números son muy similares a los del Tourmalet, pero con un aliciente, la pista es de grava.

Como pueden ver en mi cara, hay gente que nace para disfrutar sufriendo. Soy muy consciente de que en casa viendo Juegos de tronos, una manta y unas palomitas sería muy feliz y me cansaría menos, pero nací masoca.

También soy consciente de que estéticamente no estoy a la moda, es más, se diría que me han expulsado de un circo, pero da igual. Soy la persona más feliz del mundo mundial cada vez que consigo hacer cima. No seré Superman, pero soy SuperManel y en ocasiones consigo tocar el cielo con la mano levanta.

Pero mi entusiasmo va a nivel del tiempo. Tan rápido estoy en el cielo como en un mar de nubes y frío glacial, y muy a menudo van los dos estados cogidos de la mano. Sinceramente no me esperaba un frío tan intenso, he viajado en el polo norte en pleno febrero y creo que, a excepción de cuando estoy en la tienda, no había pasado tanto frío encima de Negrita. Es complicado elegir correctamente la equipación, si me pongo la chaqueta gruesa sudo y traspasa el viento así que me congelo, si solo me pongo el cortaviento, sudo y como es fino también me congelo, si me pongo las dos cosas me muero de calor y me ahogo en mis propios sudores, así que me veo obligado a parar, quitarme ropa e inmediatamente ya saben lo que me pasa, ¡cubito de hielo!

Con dilemas mentales elegí esta cabaña tan chula para descansar un día entero. Está construida con maderas que vienen flotando por el mar, arrancadas de las costas siberianas. Es un mirador de pájaros y la morada de Mickey, un ratoncito que me hizo compañía ese espirituoso día de verano.

En mis años de viajes he visto muchas ovejas, pero estas son realmente bonitas. Aunque la gran mayoría de ellas tienen la mirada tan perdida como la de una cabra. Son mis mejores compañeras de viaje, y a excepción de los turistas, son los seres vivos más fáciles de ver junto con los pajaritos.

Y continuamos con más subidas que llevan al viajero al cielo. A este paso me van a confundir con un pájaro por estar tanto tiempo entre las nubes.

Y es que todo esfuerzo tiene su recompensa. En ocasiones hay que abandonar a Negrita para ver estas maravillas de la naturaleza islandesa. Para llegar aquí tuve que superar rachas de viento de 45km/h, caminos de grava llenos de baches, y una lluvia de última hora que me empapo hasta los honores. Intenté poner la tienda en el primer sitio que encontré, pero no estaba bien protegido del viento y casi la rompo, tuve que avanzar a 3km/h contraviento y marea para, al fin, descansar y secarme.

Pero con los premios que la isla me brinda acepto todo tipo de sufrimiento y maltrato por el clima. El valle del Jökulsárgljúfur es una reserva natural única y espectacular. El río Jökulsá ha ido erosionando la tierra creando un cañón que inspira a leyendas de pasión.

Sé que en temas de placas tectónicas no soy ningún especialista, pero por la línea que puedo ver en mi aplicación del móvil sobre volcanes, esta pasa paralela al valle de Jökulsárgljúfur y gira en dirección a Húsavík. Esto me lo encontré en ambos lados de la carretera, en foto no impresiona, pero en realidad sentí al ver esta enorme cicatriz de la corteza terrestre que, si me introducía en su interior, podría llegar al centro de la tierra. Prometo a mis dos Evas de Oslo (curiosidades de la vida, quienes me advirtieron de este fenómeno en la capital noruega se llaman Eva las dos) involucrarme un poco mejor sobre las placas tectónicas intercontinentales en mi próximo cruce y vuelta a Europa, en estos momentos estoy técnicamente en América 😊

Érase una vez un viajero tan cabezota que bajo con su montura a las entrañas del gran cañón de Islandia solo para hacerse esta foto. Pero si el monumento elegido es la cascada más poderosa de toda Europa, entonces todo tiene perdón. ¡Bienvenidos a Dettifoss! Ya no podré decir nunca más que no me gusta el postureo, no poco…

Normalmente ponen la parte central del cañón de Ásbyrgi. Esta formación geológica tiene la forma de una herradura de caballo, y como todo en Islandia tiene su leyenda. Según la mitología vikinga, Odín bajó de los cielos con su caballo llamado Sleipnir. Al llegar al mundo de los hombres, el divino corcel pisó con una de sus ocho patas el suelo dejando su enorme huella en él. Menos mal que no le dio por pisotear más, no habría dejado la isla intacta ¡ni vikingo vivo para contarlo!

Y aquí contaré un poco de botánica. Esta planta tan bonita es el lupino, al igual que el hombre, una invasora descomunal. Debido a los continuos derrumbamientos de tierra, alguien se le ocurrió traer esta planta desde Canadá para sujetar mejor el suelo. ¿Consecuencia? Mares de un purpura perfumado a damisela por toda la isla. Obviamente a todos los turistas nos gusta, y seguramente los islandeses también, pero las plantas autóctonas están perdiendo terreno. Una pérdida de vida autóctona irreparable, que como siempre, es consecuencia del hombre.

Y por si alguien se preguntaba como dormía, pues como un bebé. Puede que no tenga luz, ni agua caliente para ducharme, ni televisión, ni una cama cómoda, ni internet. Pero tengo el mejor jardín del mundo, pues tengo el mundo como jardín

North Sailing

Y aquí viene el momento épico de este post. Puede haber muchas compañías en Islandia para ver ballenas, pero tuve la suerte que me escucharon la mejor de todas ellas. North Sailing es una compañía involucrada en el medioambiente. El barco con el que me llevaron funciona con combustible ecológico, el Náttfari es el mejor barco para adentrarse al mar 😊

A bordo toda la tripulación del North Sailing trabaja arduamente para que tengas un viaje cómodo y divertido. Son tres horas de trayecto alrededor del fiordo donde una guía te explicará todo tipo de historias, desde mitológicas como la vida de los primeros vikingos al llegar al fiordo, por donde pasan las placas tectónicas y la distancia al círculo polar ártico, pero sobre todo, te hará una explicación exquisita sobre las ballenas que irán saliendo.

En mi viaje solo pudimos ver ballenas jorobadas, ¡pero vimos un montón! Y es que en una ocasión llegamos a ver hasta tres ballenas al mismo tiempo. De las casi quinientas fotos que hice solo salieron medianamente bien alrededor de quince, lo siento yo no soy fotógrafo y mi temple es el de una gelatina. Tanta emoción haciendo fotos que, antes de enfocar ya había disparado. Por suerte vimos tantas ballenas y estuvimos tanto rato que hasta alguien tan malo como yo haciendo fotos le salieron unas cuantas muy buenas 😊

Y todo con el mejor respeto al mamífero rey de los océanos. Manteniendo una distancia prudente para no estorbar al animal de su actividad diaria. Sinceramente estoy super feliz de que una empresa como North Sailing me haya dado esta oportunidad única de ver ballenas y cumplir un sueño más hecho realidad. Recordad, si queréis ver ballenas ir a Húsavík, capital mundial de las ballenas, e ir directamente a North Sailing, son especialistas de hacer de tu viaje una experiencia única e inolvidable.

Aunque tengo más historietas que contar, estas tendrán que esperar a la segunda parte de esta increíble aventura que se llama Islandia.

Gracias a todos por seguir a mi lado un día más. No podría llegar tan lejos sin todos los que me ayudan por el camino, así que una vez más, gracias a los que me han acogido, apoyado y alzado para poder llegar a ese peldaño que creía que no sería capaz de llegar.

Este es el final de la primera parte, y del primer color de la bandera islandesa, azul, que representa agua. Be water my friend!

La entrada Islandia parte 1: Agua se publicó primero en Los viajes de Manel.

]]>
http://www.losviajesdemanel.com/islandia-parte-1-agua/feed/ 4